Gobierno de EPN castiga a niñez mexicana al escatimar recursos y faltar a compromisos internacionales: Rafael Hernández

Reciente informe falta a la verdad respecto a instalación de bebederos de agua potable en colegios

Sin recursos suficientes para prevenir delito, atender a víctimas y hacer operativo al SIPINNA

El gobierno de Enrique Peña Nieto está en deuda con la niñez mexicana al incumplir los compromisos asumidos en la Alianza Global y escatimar el presupuesto federal para que fortalezca a la Ley General de Niñas, Niños y Adolescentes, afirmó el diputado federal del PRD, Rafael Hernández Soriano.

El también secretario de la Comisión de Derechos de la Niñez expuso que nuestros menores siguen expuestos a la operación de grupos criminales que los utilizan para múltiples delitos, entre ellos el de trata, turismo sexual y pornografía infantil.

Al referirse a la Tercera Sesión del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) realizada la víspera en el Palacio Nacional y encabezada por Peña Nieto, el legislador del PRD sostuvo que las acciones reales del gobierno reportan avances “insuficientes y poco reales frente a la situación que viven 39 millones” de menores de edad en México.

Indicó que en materia de seguridad, las estadísticas siguen arrojando cifras alarmantes respecto a la desaparición diaria de tres a cuatro menores para ser víctimas del delito de trata.

Respecto al compromiso del gobierno para instalar bebederos de agua potable en las escuelas públicas, dijo que es otra deuda de la actual administración, además de la duda que genera el posible uso indebido de los recursos captados por la Secretaría de Hacienda vía el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) a las bebidas azucaradas.

Engaña el gobierno al informar avances en la instalación de los bebederos, ya que a siete meses de concluido el plazo legal para la construcción de 257 mil 825 bebederos escolares, sólo se cuenta con 7 mil 79 instalados, menos del 5 por ciento de la meta fijada, añadió.

Con ello, agregó, se reafirma que la Secretaría de Hacienda “jinetea” el IEPS y es necesaria la rendición de cuentas, saber en dónde se encuentran esos recursos que no llegaron al proyecto para el cual estaban destinados, proteger la salud de la niñez.

El gobierno mexicano está en falta ante los compromisos que asumió al formar parte de la Alianza Global para erradicar todo tipo de violencia contra la niñez e impulsar acciones para proteger a este sector de la sociedad, por ello, el informe presentado la víspera se aleja de la realidad; aún hay mucho por hacer y especialmente, no reducir los recursos públicos para que ese acuerdo y la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes tengan viabilidad, manifestó.

El gobierno de Peña Nieto cree que haber cumplido con la promulgación de la ley que debe proteger a la niñez y la creación del SIPINNA, pero es omiso al escatimar recursos públicos a pesar de que la Comisión de Derechos de la Niñez promovió incrementar el presupuesto programado en el Proyecto de Egresos de la Federación para el 2018, abundó.

Lejos de ello, lo que hizo el gobierno fue reducir partidas para la persecución del delito, atención a víctimas, prevención de enfermedades, atención a la niñez migrante y a personas en estado de necesidad y restitución de los derechos, detalló Hernández Soriano.