Grupo Aeroportuario debe aclarar desorden financiero, sustentado en auditorías, no en dichos: Diputado Rafael Hernández

Indispensable retirar del cargo a Gerardo Ruiz Esparza y a Federico Patiño para una profunda auditoría y rendición de cuentas

ASF alerta sobre inquietantes irregularidades en gobernanza del proyecto, adjudicación de contratos y opacidad en operación de fideicomisos

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) debe explicar a detalle las “inquietantes” observaciones de la Auditoría Superior de la Federación, respecto a las irregularidades recurrentes en la gobernanza del proyecto del aeropuerto internacional, las contrataciones públicas y la transparencia sobre la deuda contraída, afirmó el diputado federal Rafael Hernández Soriano.

El presidente de la Comisión Especial de Seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto en la Cámara de Diputados exhortó al director general del GACM, Federico Patiño, a rendir cuentas precisas al Congreso de la Unión, en lugar de orquestar una costosa defensa mediática para crear confusión; el hecho real e irrefutable es que la obra más cara del gobierno federal es opaca y presenta vicios que deben ser investigados y sancionados.

“En la Cámara de Diputados vemos acciones desesperadas del gobierno federal para hacer creer que el proyecto del nuevo aeropuerto avanza sin contratiempos y bajo altos estándares de calidad internacional. Falso, la Auditoría Superior y la Unidad de Evaluación y Control sustentan la inquietud de que es urgente una revisión minuciosa de la macro obra, pero sin obstáculos, por ello es indispensable que los dos personajes responsables de la misma, Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y Federico Patiño, sean retirados del cargo”, subrayó el diputado federal.

“Que le quede claro a Ruiz Esparza y a Federico Patiño: mi compromiso al frente de la Comisión Especial -que pretenden aniquilar como parte de un acuerdo político-  y como diputado federal terminará el último día de agosto, mientras tanto, insistiré en la exigencia de que se rindan cuentas al Poder Legislativo, en que se corrijan las irregularidades financieras y los daños ambientales, al patrimonio de habitantes de al menos 10 municipios del Estado de México y se combata la comercialización de combustible robado a Pemex entre transportistas contratados por el GACM”, afirmó.

Recordó que el jueves pasado frente a las oficinas del titular de la SCT en Paseo de los Laureles, en Bosques de las Lomas, inició la itinerante Expo Aeropuerto, la cual reseña con informes de la Universidad Autónoma de Chapingo, fotografías y video, los daños al medio ambiente generados al extraer material pétreo de varios municipios para la construcción del aeropuerto, así como el uso de socavones para utilizarlos como depósitos de lodo tóxico extraído del polígono donde se realiza la obra.

Hernández Soriano explicó que Expo Aeropuerto llegará a donde se encuentran todos los funcionarios federales que han sido omisos para atender las demandas de la población PGR y SCT.

Gerardo Ruiz Esparza y Federico Patiño han demostrado en los hechos que sólo se interesan en los negocios que llevan a cabo dentro de la obra, son omisos y no pueden deslindarse de las atrocidades y ecocidio generados por quienes les proveen de material pétreo, que además estimulan el comercio de combustible robado, a todos ellos les pagan con dinero público.

“El GACM insiste en que cubren estándares internacionales tanto en el aseo de las finanzas como en la protección del medio ambiente, falso, las evidencias se las hemos entregado en propia mano, han enviado a su personal a recorridos por áreas afectadas y no obstante que han corroborado el ecocidio, insisten en negarlo”, manifestó el presidente de la Comisión Especial que da Seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto.

El diputado federal reiteró que los señalamientos, tanto por la opacidad en el manejo de las finanzas, como por los daños colaterales de la obra, son para que las autoridades rectifiquen y apliquen correctivos, ya que el país necesita un aeropuerto internacional que incluya en sus beneficios a la población aledaña y no devaste su entorno y patrimonio cultural.