Urge que México aplique estrategia de protección a menores separados de padres migrantes y condene brutal política de Trump: Rafael Hernández

Reprocha que PRI y sus aliados hayan impedido aprobación de minuta que reforzaba protección y derechos de menores migrantes

Es necesario que el Congreso de la Unión corrija la omisión en la que se encuentra México en materia de derechos de la niñez

Rafael Hernández Soriano, secretario de la Comisión de Derechos de la Niñez en la Cámara de Diputados, urgió al gobierno mexicano a condenar enérgicamente la brutal política migratoria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y poner en marcha una estrategia de protección a los menores que han sido separados de sus padres migrantes.

El gobierno de México está obligado a actuar con rapidez y contundencia ante la ofensiva de Trump, pero también debe admitir el alto costo de un acto irresponsable de la bancada del PRI y sus aliados que conformaron la mayoría en la LXIII Legislatura, y que con su ausencia impidieron aprobar la minuta enviada por el Senado de la República para armonizar la Ley de Migración y la Ley de Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político en materia de niñez y adolescencia migrante y refugiada, como lo habían recomendado organismos internacionales.

Ante el condenable y cruel trato que reciben menores que son separados de sus padres que intentaron ingresar ilegalmente a Estados Unidos, la saliente administración de Enrique Peña Nieto debe implementar la protección consular hacia los menores.

Hernández Soriano también hizo un llamado al Congreso mexicano para que “corrija el error y armonice las leyes de migración y las necesarias para erradicar la violencia contra la infancia, como lo han propuesto los organismos internacionales que enviaron el 19 de abril pasado, casi al término del periodo ordinario de sesiones, con el fin de hacer visible la urgencia de que México asuma normativamente los compromisos para la protección de niñas, niños y adolescentes.

El diputado federal del PRD recordó que los organismos internacionales que expresaron su preocupación a la Cámara de Diputados para armonizar varios ordenamientos legales para reforzar la protección hacia los menores migrantes, son la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en México, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones en México (OIM) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

“Lamentablemente, niñas, niños y adolescentes sufren la crueldad de una política migratoria racista del gobierno de Donald Trump, y jurídicamente quedaron vulnerables aún más debido a que el PRI en el Congreso menospreció avanzar en la protección de los derechos de la niñez; hoy vemos materializada la vulnerabilidad a la que condenaron a ese sector de la población tanto el PRI como partido mayoritario y la administración federal”, añadió.

En un intento por sensibilizar a la Cámara de Diputados, los organismos internacionales subrayaron que tenían el convencimiento de que lograr dicha armonización legislativa “daría un paso importante para garantizar el cumplimiento de los compromisos asumidos en el Programa Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes 2016-2018 y en la Alianza Global para poner fin a la Violencia contra la Niñez, así como de las diversas recomendaciones formuladas al país por parte del Comité de los Derechos del Niño y del Comité de Trabajadores Migratorios y de sus y de sus Familiares de Naciones Unidas y por el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. El Impacto de esta reforma también contribuirá al alcance de varios de los objetivos de la Agenda 2030 para el de Desarrollo Sostenible”.

Sin embargo, añadió Hernández Soriano, los derechos de la niñez no fueron prioridad para el PRI y sus aliados, como tampoco ha sido para la administración federal; ahora están obligados a corregir esta situación y el Congreso de la Unión tiene que actuar de inmediato, y lo pueden realizar mediante un periodo extraordinario de sesiones, a fin de enfrentar esta crisis humanitaria que padece uno de los sectores más vulnerables de la población.